Salud

Si ves la televisión mientras comes, piénsalo mejor

Sin título-1Si hay algo que se ha puesto de moda todas las tardes-noches en nuestros hogares cubanos es comer mientras vemos la TV. Confieso que lo hago de vez en cuando y es grato porque te sientes a gusto en ese momento tan importante. En lo personal soy fanático a la cocina, en mi casa más del 80% de los platos los hago yo y a mucha honra porque me gusta la culinaria. Les pongo un ejemplo, por estos días veo una serie española muy popular que encontré en el ya criticado “paquete” del cual he dicho que no todo lo que trae es banal. La serie se llama “fogones lejanos” es algo así como la cocina más popular de cada país vista desde el documental. Como trabajo todo el día y casi no me queda tiempo para otras cosas es este el momento idóneo y a la vez preferido por mí en el que como y veo algo aprovechando mi tiempo disponible.

Ahora bien, lejos de todo placer y percepción personal es extremadamente dañino hacer esto mientras comemos. Y no es bueno por cuatro razones: se come más, se come peor, se adquieren malos hábitos y en algunos casos, no el mío; se está más expuesto a una publicidad perniciosa. Y es que, aunque no es un tema propiamente relacionado con la obesidad, la “todopoderosa” televisión dificulta el desarrollo de relaciones familiares durante unos importantes minutos de la noche.

Los tiempos han cambiado mucho, es casi ya una historia eso de cenar en familia y disfrutar de la comida nocturna platicando y resumiendo el día. Hace mucho tiempo lo leí, sobre todo aquellos que tenemos hijos, es importante comer junto a nuestros bebés por razones más que evidentes. Lo anterior se revela enn estudio realizado por el investigador Brian Wansink, del Departamento de Marketing y Ciencia Nutricional de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), concluye que ver la televisión mientras se come supone la ingesta de mayores cantidades y de alimentos más insanos. La razón podría ser que, en esas condiciones, la alimentación pasa a un segundo plano y no somos plenamente conscientes de lo que estamos haciendo. En esto influye el poder de nuestro cerebro, es como: «no se entera bien de lo que comemos» porque está entretenido.

El cerebro es algo así como la maquinaria más perfecta de nuestro organismo, pero al igual que todo lo vivo tiene desperfectos naturales. Mientras comemos y vemos TV estamos saciando y, además, nos dejamos llevar, sin darnos mucha cuenta, por apetencias insanas en cantidades irreconocibles por este. Ahora que se han puesto de moda las dietas y los humanos, para bien, le rendimos culto al “cuerpo perfecto” es este un consejo a favor para no pasarnos de la raya.

El ver TV y comer al mismo tiempo desarrollan costumbres inadecuadas, tras hacerlo muchas veces, nos parecerá que, si no encendemos la televisión a la hora de comer, «nos falta algo» y al final de varios meses las libras estarán en detrimento. Sobre todo, porque los cubanos siempre dejaremos la mejor comida para por las noches y este no debería ser el plan alimenticio del día.  Con ello, se tiende a perpetuar una asociación malsana. Además, se fomenta el sedentarismo: cuando finalizamos la comida, en vez de ir a dar una vuelta, por ejemplo, tal vez nos quedemos embobados frente al TV viendo la novela o cualquier programación. (fíjese en este detalle: la programación estelar de la TVC o sea los mejores programas son transmitidos entre las 7.30 y 9.00) Debería preguntarse: ¿para qué? y ¿por qué? Es sencillo, es el momento en que todos hacemos lo mismo: comer y ver TV y a la vez el momento en que ella trasmite lo mejor para engancharnos. Y aclaro, no es un problema solo de Cuba, es un tema universal. Es como: …vamos a aprovechar ahora que es el momento y entretener a la gente para que nos siga…

Conclusión, si hemos adquirido la mala costumbre de ver la televisión con el tenedor en la mano, sería conveniente erradicarla por el bien de la familia no del suyo solo. Disfrutaremos más de la comida, comeremos menos y mejor, a la larga, se notará en la báscula y en la salud. Por si lo anterior fuera poco podremos, tal vez, disfrutar más de la compañía de nuestros familiares y conocernos mejor y mostrarle a nuestros hijos el mejor ejemplo.

Artículo elaborado a partir de consejos de Consumer

 

Acerca de Rizo

Profesor Asistente en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Holguín, pero cubano, amigo ante todo y presto a ayudar en lo que esté a mi alcance. Tengo inclinación por diferentes oficios, pero en especial por la culinaria. Del ser humano aprecio y valoro mucho la sensatez y la humildad.

7 Comments

  1. Buen artículo! :D , un consejo profe, existe la etiqueta «more» en el editor, que es la que pone «leer mas».. es mas práctica pienso yo, no poner 2 páginas para cada artículo.. no se si me entiende.

    • elgalanrizo

      Gracias por el consejo desde diciembre que me metí en esto del blog a través de wordpress lo chacharreo y hay cosas como estas que no lograba entender. Trataremos de arreglarlo de inmediato

  2. Bueno, yo tengo ese hábito, todos los días como viendo Telesur, ese es mi único momento para ver las imágenes de lo que pasa en el mundo a eso de las 10 y 11 de la noche cuando acostumbro a hacerlo, no creo que sea malo saber que pasa en el mundo; por otra parte eso de alimentos insanos, será para otros países, pq nosotros los cubanos tenemos que comer lo que haya, con o sin TV y en la cantidad que podamos y no precisamente en la que pudiéramos digerir; por ello es importante valorar que la mayor parte de estos estudios se hacen por países desarrollados atendiendo a sus situaciones, sin tenernos en cuenta a nosotros los subdesarrollados y en especial a los cubanos que somos tan diferentes al resto del mundo, ellos por ejemplo votan el aceite a la primera fritada, a nosotros nos vota la mujer si nos hacemos los extranjeros y votamos el aceite a la tercera fritada.

  3. elgalanrizo

    Respeto su criterio hermano, pero si puede modificar esos hábitos su cuerpo se lo va a agradecer. No se trata de sentirno orgullosos por lo que hacemos aún cuando a esta altura todo está bien claro en materia de alimentos sanos, dieta y costumbres. Yo hacía como tú, pero cuando vine a ver estaba desarrollando una timbita un poco fea. Pero como soy fans a las mujeres hermosas reflexioné y barrigú no iba a coger ni chencha la gambá. Por lo tanto fue un buen propósito para seguir consejos. Igual sigo viendo TV y comiendo chatarra, pero no a esa hora.
    Suerte!

  4. ramon

    Yo soy de los que siempre come viendo TV, bueno en realidad una PC

    • elgalanrizo

      Yo respeto mucho la costumbre de cada cual, pero evidentemente hay que cambiar determinados hábitos hermano.
      Si se siente bien haciéndolo continue, pero sepa que hay riesgos.
      Saludos!!!!

  5. Jorge

    Le mostraré este artículo a mi familia…estoy cansado de decirle que lo adecuado es comer temprano y todos sentados a la mesa, pero que va; es por gusto, auque tampoco soy un buen ejemplo jajaja. A ver si de esta manera les hago reflexionar.
    Un abraso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *