Mis crónicas

1983. La visita de Oscar D’ León a Cuba

¡…Dame cable, dame cable…!  Estoy seguro que muchos seguidores de la música popular bailable recordarán la anterior frase que se convirtió en parte del cubaneo de entonces. Año 1983, anfiteatro de Varadero; una de las presentaciones más esperadas por los cubanos en la época de apogeo de la llamada salsa latina. Oscar Emilio León Somoza artísticamente Oscar D’ León El Sonero del Mundo, El León de la Salsa o el Diablo de la Salsa, se exhibía por vez primera en Cuba y con ello, la salsa se hacía patente en un momento en que los magnates del comercio musical norteamericano aludían a que el son se había ido de Cuba. Tamaña barbaridad si se tiene en consideración que el arte en su expresión más amplia no puede arrancarse de sus raíces bajo justificaciones políticas.

Lamentablemente en eso se convirtió para la prensa internacional la visita del León de la Salsa a Cuba. Además del gran espectáculo que arroyó a cientos de bailadores, puede afirmarse que sirvió como pretexto para seguir serruchándole el piso a la naciente Revolución Cubana. Cuentan los que vivieron ese momento de verdadero fervor revolucionario, que fueron tales las declaraciones del artista al llegar al extranjero; que una gran parte de la fanaticada cubana cambió el criterio. Alguien muy cercano a mí se mantiene aún radical.

Sin embargo, los años van olvidando esas desavenencias y los contextos son otros. Cuando analizamos el acontecimiento y vemos la grabación, lo primero que reconocemos es el gran espectáculo que disfrutó esa generación y el atinado recreo de varios temas antológicos de la música bailable cubana.

Desde mi niñez he sido un consumidor de nuestra música y todo lo referente a ella me ha sido de interés. Me considero un seguidor de la llamada salsa latina y de sus principales exponentes. Es por ello que, a 34 años de este acontecimiento, resulta pertinente recordar ese momento poco referenciado; el cual quedó en la memoria de esa generación.

Parecerá un cliché, pero la música cubana sí le ha dado la vuelta al mundo y tras ese empeño han existido fieles exponentes y no precisamente han tenido que ser cubanos. La labor de promoción y ahínco de muchos músicos foráneos fue colosal en ese período, incluso me atrevería a decir que ni en el propio territorio cubano se desarrolló un trabajo tan brillante referente a la música popular bailable como lo hizo el León. La respuesta del público lo corroboró.

Oscar había tenido la magnífica idea de sacar un disco a la luz con temas antológicos del pentagrama bailable cubano y esto encumbraba de alguna forma nuestro repertorio y por supuesto, él lo utilizaba de una manera estratégica y comercial. La promoción del disco había sido un éxito y que mejor momento para visitar a Cuba. Era lo único que le faltaba al León tras el éxito rotundo en todo el mercado sonoro latino y de los Estados Unidos.

Después de la presentación en Cuba, varios fueron los cuestionamientos y los medios que arremetieron contra la presentación del sonero en Cuba. Se habló de todo y salieron titulares que lo acusaban de haberle dado un concierto a los comunistas, cuando su carrera se debía en gran medida a las disqueras del país norteño.

Presentarse en Cuba le buscó cierta enemistad con muchos influyentes del mercado neoyorquino, para entonces la meca de la música salsa, incluso con figuras representativas como la cubana Celia Cruz, autodeclarada enemiga del gobierno de Cuba. Se le comenzaron a cerrar todas las puertas que una vez parecían a sus pies y terminó hablando en detrimento del gobierno cubano. A decir verdad, Oscar no tenía por qué haber asumido esa posición, sin embargo, la realidad demuestra lo contrario. Una cosa son los principios, la ideología y otra muy diferente es la comercialización y el éxito de lo que comenzaba a ser su carrera.

Pese a ello, pocos consideran la presentación de Oscar en Cuba como un verdadero reto para él y su carrera. Algunos testimonios de su representante y de él mismo atestiguan que antes de venir, le llovieron los avisos e intenciones por frenar su visita. Sobre todo, en pleno apogeo de la Guerra Fría y la política de embargo contra Cuba por parte de los EEUU. Oscar era simplemente un amante de la música cubana y lo demostró, sobre todo de la figura del Benny, La Sonora Matancera y La Aragón y que mejor escenario que el cubano para presentar el disco que contenía más del 80 por ciento de temas nacionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La presentación del espectáculo en Varadero estuvo a cargo de la ya desaparecida Consuelito Vidal, Oscar invitó a figuras como Barbarito Diez a quien besó emocionadamente, lo acompañó con el tres Pancho Amat y en la trompeta Arturo Sandoval además de otros músicos cubanos de importancia en esos momentos en la percusión y otros instrumentos. Otro de los invitados fue Rosendo, bailarín de casino y uno de los mejores en ese momento.

El que ve la grabación se percata de su euforia, sus movimientos coreográficos, en ocasiones junto a su bajo y a Wladimir, segundo cantante de la orquesta. Por otro lado, el reclamo de las personas por temas pegados en ese momento y lo más significativo, cuando se fue al público y pedía a los técnicos de audios que le empataran más cables para llegar cada vez más profundo en la muchedumbre que lo disfrutaba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su presentación fue también a escenarios como los de Santiago de Cuba. Dicen los que participaron que fue algo sin precedentes. Esta vez el lugar escogido fue el Estadio Guillermón Moncada. Un espectáculo muy similar al de Varadero, pero en esta ocasión lo acompañó el sonero Tiburón Morales.

Considero que Oscar rompió los esquemas, aunque luego la haya “echado a perder” con sus declaraciones para no decir lo que expresamos los cubanos de verdad. Los años han sido testigo que un momento como ese no se repitió. Después de sus declaraciones, fue censurado de los medios nacionales y el visitar Cuba casi le cuesta su carrera artística del otro lado. No justifico lo que manifestó que, dicho sea de paso, no fue meritorio hacia nuestro país si en verdad respetaba y apreciaba nuestra cultura musical. Pero el olfato de muchos críticos y seguidores de su carrera artística aluden a una presión muy grande desde muchos lados.

Años más tarde en una entrevista concedida a la Televisión Azteca el artista explica en detalle este y otros acontecimientos referentes a su visita a Cuba y reconocería sus desatinados comentarios. Versa el viejo refrán que no se debe hacer leña del árbol caído. Detrás de esa presentación, no hubo ni un ápice de malas intenciones, pero como siempre la política desempeñaba su papel y las manipulaciones mediáticas hicieron perfectamente su trabajo en las grandes masas.

La admiración de Oscar por la música cubana y sus mejores representantes ha sido patente con el de cursar de los años y ello se demuestra en la inclusión de otros temas nacionales en sus posteriores discografías y disímiles de presentaciones mundiales acompañando orquestas como Los Van Van, junto a músicos como Issac Delgado, Adalberto Álvarez y figuras como Williy Chirino y Arturo Sandoval cubanos residentes en el extranjero. En mi criterio personal, su presentación significó un aporte revelador hacia la cultura cubana y venezolana y un mensaje al mundo que en medio de desavenencias políticas las artes serán siempre más fuertes.

Que sea entonces este recordatorio, momento oportuno para aquellos amantes de la llamada salsa, pero sobre todo; para aquellos seguidores de la historia que nos permite seguir entendiendo el presente.

Podrán descargar el video de la presentación de Oscar de León en Santiago de Cuba en: http://mochila.cubava.cu/mochila/Mochila%2045/Me%20dicen%20Cuba/M%C3%BAsica/Videoteca%20Musical/Del%20Ayer/

Algunos temas cubanos incluidos en la discografía de Oscar de León cuando visitó a Cuba

Calculadora
Mata siguaraya
El manisero
Los tamalitos de Olga
Siéntate ahí
Ven Morena
Juanita Morel
El que siembra su maíz

 

 

 

Acerca de Rizo

Profesor Asistente en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Holguín, pero cubano, amigo ante todo y presto a ayudar en lo que esté a mi alcance. Tengo inclinación por diferentes oficios, pero en especial por la culinaria. Del ser humano aprecio y valoro mucho la sensatez y la humildad.

10 Comments

  1. George Benitez

    Hola recuerdo también q visitó la provincial Guantanamo eso deberían de ponerlo en todos los comentarios de la gira de Óscar D Leon a Cuba

    • De acuerdo amigo!… oportuno su comentario!

  2. Pedro Luis Ramírez Pérez

    Hoy 11 de Julio Oscar cumple años, recien acabo de leer su articulo y me parece de verdad muy interesante. Yo en el 83 tenia 11 años, dormia cuando comenzo el concierto en Vradero y mi madre a quien agradezco mi gusto musical me llamo para que no me perdiera esta oportunidad de ver en el krim 218 en blanco y negro este concierto. Exitos

    • Gracias por su comentario amigo Pedro, en ese entonces estaba yo de 3 años….jejeje pero al igual que usted tuve gente que me moldeó mi gusto musical. Fue un evento sin precedentes y quedó en la memoria de los cunbanos! No pierdo las esperanzas que en algún momento «El León» vuelva a venir a Cuba.

  3. SANDRA LIMONTA

    Oscar de Leon vino a Guantanamo en concierto.Se presentô en la Plaza Pedro A. Perez y aunque la avalancha y poca resistencia a la efusividad del publico no lo dejaron avanzar en su concierto.¡ SI VINO A TOCAR , EN CONCIERTO BAILABLE, A GUANTANAMO.OSCAR DE LEON ES RECORDADO POR TODOS LOS QUE ASISTIMOS Y LOS QUE NO!
    ¿POR QUE NO SE PUBLICA EN INTERNET?

    • Agradezco su comentario Sandra, debí haber investigado más sobre la presentación de Oscar en otras plazas. De todas formas, oportuna la acotación al igual que la del amigo George que me sugerió lo mismo. Usted pregunta por qué no se publica en internet, pues este y los demás blog de Cubava peuden verse en todas latitudes. Sin embargo, este acontecimiento en particular ha sido muy poco referenciado. De ahí mi afán por publicar algo referente a este suceso!

  4. Jorge

    Ahora comprendo mejor la vehemencia con que mis padres y mi familia en general, hablaban de Oscar de Leon en esa época.
    Sólo puedo decir esto puesto que yo al igual que tú en aquel momento contaba tan solo con 3 años, creo que mi pasión desmedida por el son no solo de nuestra Cuba sino también de otros países latinos cómo Puerto Rico está dada a la emoción que me hacían sentir todos ellos cuando comentaban de los grandes salseros de aquellos tiempos, además de que se escuchaba mucho en esos años de «La Explosión de la Salsa en Cuba» cómo se le denominara.

    • Hermano Joger! Un abrazo para ti y toda la familia..Gracias por leerme y sí, este sin dudas fue un tema muy recurrente para nuestra generación, creo que los hijos de nostros dirán los mismo en unos años cuando nos vean hablar con pasión de varios músicos de ahora. Saludos y éxitos mi hermano!

  5. ZOILA

    HOLA, …. YO TENIA 17 ANOS Y RECUERDO COMO LLORE ESE DIA PARA QUE MIS PADRES ME DIERAN LA AUTORIZACION DE IR CON UN GRUPO DE AMIGOS INCLUYENDO 3 PADRES Y AL FIN…… QUE ME DEJARON , UNA NOCHE INOLVIDABLE.
    GRACIAS, :)

    • Las gracias a ti por leerme. Entiendo eso porque sé lo que significa el no haberse perdido un evento como ese!…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *